ANEXOS A LOS DIOSES PÚNICOS_EL CICLO DE LA SACERDOTISA_LAS GUARDIANAS DEL GRIAL

Contador de Visitas  Contador Gratis  

ANEXOS 

LOS DIOSES PÚNICOS

cueva santuario de Tanit en Culleram isla de Ibiza

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

EL CÍRCULO DE LAS GUARDIANAS DEL GRIAL

CUARTO LIBRO

ciclo de la sacerdotisa

 

 

 

 

 

 

 Kababelan 

marzo 2006

 

 

 

 

 

1. La cultura púnico-fenicia floreció en el primer milenio antes de Cristo en las riberas del Mediterráneo suroccidental y fue aniquilada por la República de Roma tras los más de cien años que se prolongaron las famosas guerras púnicas. Después de la derrota de la civilización púnico-cartaginesa sólo existió ya una superpotencia en el Mediterráneo durante más de 500 años.

 

2. La cultura púnica fue el resultado de la fusión de la colonia fenicia de Cartago en Túnez con la cultura beréber del norte de África durante el primer milenio antes de Cristo, y que les hizo cambiar a los fenicio-cartagineses tanto su alfabeto original como la adoración de su ancestral diosa Astarté por otra similar denominada Tanit.

 

 

3. Al principio creía que los cartagineses simplemente habían cambiado el nombre de Astarté por Tanit cuando se aposentaron en el norte de África. Y luego consolidaron el culto de esta otra denominación de la diosa por su nuevo imperio y las islas del Mediterráneo. Sin embargo las explicaciones y supuestas revelaciones de mi amiga ese día me abrieron la mente a observar de otra manera el pasado y descubrir lo que mis ojos no veían. Ella  misma se había quedado corta en lo que me había transmitido, tal vez para no provocar mi escepticismo o a lo mejor para que fuera yo mismo quien encontrara las pistas y pruebas de la preexistencia de Tanit, y no sólo en el ámbito geográfico y temporal de la cultura púnica sino anterior en siglos y milenios por todo el Mediterráneo y las tierras africanas de los beréberes, desde el occidental Atlántico hasta los confines orientales del desierto egipcio (en este amplio espacio norteafricano, que antaño fueron fértiles y verdes tierras, cuna de una antigua civilización, lo beréberes se referían a las antigua diosa con el nombre de Tinnit).

Para mi sorpresa y asombro fui descubriendo que las palabras de mi enigmática amiga eran sospechosamente más que ciertas. En el segundo milenio antes de Cristo, o quizá anterior, un misterioso Pueblo del Mar parecía haber surcado todo el Mediterráneo difundiendo su cultura y divinidades . Y su divinidad principal consistía en una diosa singular cuyas representaciones han quedado por doquier. La llamaban a veces la Diosa del Mar, y en otras ocasiones Diosa de los Cielos. Era una diosa de las denominadas Gran Madre, una diosa suprema: creadora, fertilizadora y regeneradora. Era una diosa del amor y de la vida, de la cultura y la belleza, de la danza, de la alegría y quizá también de la muerte. Era la diosa de las serpientes, de la luna, de los caballos, del mar, de los cielos, de la vegetación. Sus símbolos eran una  media luna, una yegua, una palmera ... Su rastro es universal. Desde los beréberes norteafricanos  (la diosa Tinnit) hasta los habitantes de Creta (diosa de las serpientes), Grecia (asumida por los griegos aunque minimizándola y fraccionándola en varias: Afrodita, Athenea, Hera ... ) o las tierras meridionales de Iberia o Italia. Su culto como deidad suprema fue desapareciendo con la llegada de los pueblos indoeuropeos a finales del segundo  milenio antes de Cristo: celtas, griegos, latinos, etc. Los  cartagineses en cambio adoptaron a esta diosa, pero tras la derrota de estos también se perdió su veneración en las riberas meridionales del Mediterráneo. Su nombre más conocido, como no, fue Tanit. Y su símbolo aparece en Italia, Grecia, las islas mediterráneas, Hispania y el norte de África. Los cartagineses acuñaban las monedas con su símbolo y efigie. 

4. Esto no es rigurosamente cierto, pues he podido comprobar a posteriori que ese nombre ancestral de la antigua diosa renace como la fragantes flores en primavera y que hoy en día cada vez más mujeres llevan el legendario nombre de Tanit,

Asimismo el nombre milenario de Tanit ha recorrido los paralelos terrestres hasta llegar a Norte América o los confines de África del Sur,

Igualmente llevan el nombre de Tanit ciertos museos, hoteles, etc. A pesar de que hace más de dos mil años que su nombre intemporal fue borrado del culto público persiste en el Mediterráneo su recuerdo imperecedero. Al igual que ocurre lo mismo con otras antiguas diosas, como la Diosa del Rocío (virginal tiempo de la aurora), que compartía panteón púnico con Tanit, y que luego se metamorfoseó durante el cristianismo en Virgen del Rocío en Andalucía. En cambio la Diosa en todo su poder no podía ser admitida por romanos o cristianos (culturas patriarcalistas) pero sí fragmentos menores de Ella que recibieron nuevos nombres. Así Tanit en la época de la Roma Imperial fue transmutada muchas veces en Diana (el antiguo y gran templo de Tanit en Denia fue usurpado o reciclado por los romanos y readjudicado a su diosa Diana, y de ahí deriva el actual nombre de la bella y mediterránea ciudad) . Luego los posteriores cristianos mutaron sus fragmentos o aspectos parciales en flamantes Vírgenes cristianas. Siendo la Diosa una Fuerza que emerge de la Naturaleza, desde paralelos espacio-tiempos internos, es preciso para el ser humano procesarla de alguna manera religiosa o mítica. 

Entonces (final del siglo XX) no conocía a nadie con el nombre de Tanit (nunca siquiera lo había escuchado), pero hoy en día gracias al espacio virtual común de Internet es posible constatar que el mitológico nombre (al igual que la diosa) no había muerto y que renace con recobrado e inusitado vigor (liberado de la opresión de la cultura greco-romano-cristiana) extendiéndose por multitud de jóvenes mujeres en todo el hemisferio occidental. 

Y aquí me permito una digresión literario-mítica, pues esta web tiene su razón de ser en ello.

Quienes portan ese milenario nombre son hijas de Tanit, pues Ella vive en sus hijas. Es una diosa invisible e inmortal, tan antigua como la civilización, tan eterna como la misma Tierra (por algo fue la primigenia diosa de la naturaleza en todos sus aspectos y ámbitos: celestes, terrestres y subterráneos), viajera entre los mundos y universos paralelos. Fue desterrada (expulsado su arquetipo) de las civilizaciones de la Tierra en la lejana época de Grecia y Roma, antes incluso del cristianismo, pero aunque durante milenios no se la ha venerado ni valorado, su presencia invisible retorna inmortal a este espacio-tiempo, desde el Otro Lado, y encarna su espíritu y energía en las humanas almas de sus hijas e hijos (entidades biológicas ubicadas en un espacio-tiempo). 

Tras la derrota de Cartago su imperio marítimo desapareció y con él sus dioses. La diosa Tanit dejó de ser venerada en hermosos templos, destruidos o entregados a otras diosas. Tan sólo permaneció su culto en algunas cavernas, lugares sagrados que representan su seno (la diosa de las cuevas), o quizá también en las cumbres de algunas montañas. Su nombre fue proscrito y las tierras donde fue amada fueron romanizadas, cristianizadas o islamizadas. Mas en nuestros días, 22 siglos después, el nombre de Tanit renace en nuestra tierra del mediterráneo occidental de forma espontánea como las flores lo hacen en los campos en primavera. Aquí anexo un pequeño video de una encantadora y habilidosa niña llamada Tanit que, guiada por su padre, juega a construir una mesita de piedra. Su padre habla con ella pronunciando su nombre con el golpe de voz en la primera sílaba. Yo siempre he creído que es en la segunda sílaba y así lo escuché la primera vez que lo oí en mi vida, pero creo que de esta otra forma también queda bien. Subir un poco el volumen de vuestros altavoces y ver este minivideo familiar que está alojado en YouTube. Es curioso que tanto el vestido de la niña como el color de fondo son típicamente fenicios, ya que el tinte de sus vestidos en la gama del rojo o bien en púrpura los diferenciaban de los demás pueblos y fue el origen del nombre por el que nosotros los conocemos, aunque ellos se llamaban a sí mismos Kannán.

 

Tras la división, el odio, el miedo o la guerra ... que asolan al ser humano ... la diosa permanece y retorna para regenerar al mundo, su eterna sagrada misión. Fuera del tiempo Ella conduce la vida hacia su cíclico renacimiento. Ella es la antigua diosa de la Naturaleza, del Mar, del Cielo, de la Luna ... del Infierno y de la Muerte ... pero también de la Vida y de la Alegría. Ella es siempre joven (fertilidad y potencialidad creadora inagotables) y virgen (en un sentido diferente al que damos hoy día), pero de su amor y sabiduría infinita nace el universo. 

 

 

MÁS WEBS INTERESANTES DE TANIT EN LA CIBERESFERA:

En esta Sección se irán sumando las direcciones de algunas Webs (además de las ya enlazadas en páginas anteriores) que hablan de la Diosa Tanit (tanto en forma de relatos, culto, misterios ....) así como de los territorios donde se le rindió culto en un lejano pasado.

1. La Iglesia Guanche de Canarias y el culto a la diosa Tanit.

2. Cádiz y Tanit: un pequeño cuento.

3. Las Diosas en la antigua Hispania: Tanit en Elche.

4. Comentario sobre Tartessos y la Virgen del Rocío/Astarté.

 

 

 

Famosa Dama de Elche

 

Busto atribuido a la Diosa Tanit, representada como Diosa Natura. Museo de Ibiza (islas Baleares)

 

 

 

LOS DIOSES PÚNICOS

 

LA SACERDOTISA DE TANIT

 

LA SACERDOTISA DE TANIT (2)

 

TANIT Y LA CULTURA PÚNICA

 

 

WEB DE LAS GUARDIANAS 3ªVERSIÓN

WEB DE LA DIOSA

 

El Portal de Tanit

 

 

 

          

Velada y perdida. Olvidada y recuperada. Hallada y admirada.

 

 

 

 

 

 

Por mucho que la diosa sea ignorada o desterrada siempre renace de la misma esencia de la Tierra. 

 

 

 

 

 

Los genios de la naturaleza son los guardianes de la diosa. A caballo entre este mundo cotidiano y un mundo paralelo hay energías inteligentes que ya no somos capaces de percibir. En Ibiza hallamos representaciones de este grotesco personaje (un geniecillo o fauno de la naturaleza) en algunos muros. Los cartagineses lo denominaron Bes. Sin embargo este aparente geniecillo no es sino un antiguo y popular dios egipcio adoptado en la religión sincrética de los fenicio/púnicos. La cabeza que aparece decorando el surtidor de la fuente es una recreación moderna donde se sintetiza a antiguos dioses guardados en la memoria como Bes y Amón.

 

Kababelan marzo 2006

Contador de Visitas a la Web 
Contador Gratis